Mientras unos sectores ven en el proceso electoral la oportunidad para forjar un mejor país, otros consideran que la judicialización y el limitado alcance de las reformas electorales, causará frustración entre los votantes.

Por: Yensy López

Capturados o rechazados, de esta forma quedaron fuera de la contienda electoral cuatro candidatos a la presidencia, Mario Estrada Mauricio Radford, Zury Ríos y Thelma Aldana, quienes junto a sus compañeros de fórmula, ya no forman parte de los 34 mil 656 candidatos inscritos por el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) hasta el pasado 15 de mayo.

La judicialización, las reformas electorales y las candidaturas revocadas, han hecho que la incertidumbre prevalezca en el ambiente electoral. “Cada evento electoral tiene sus particularidades y este evento está marcado por la judicialización de algunas candidaturas, lo cual da un margen, un sentimiento de incertidumbre”, expresó la magistrada del TSE, María Eugenia Mijangos.

Algunos expertos coincidieron con Mijangos y afirmaron que un ambiente de incertidumbre se percibe en el proceso electoral a raíz de los procesos penales en contra de candidatos. A criterio de José Carlos Sanabria, politólogo de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), los candidatos a cargos públicos pierden credibilidad derivado de los señalamientos que pesan en su contra.

Por su parte, el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, también explicó que debido a la coyuntura “prevalece una gran incertidumbre”; el magistrado de conciencia espera que los guatemaltecos ejerzan su derecho al voto.

Las candidaturas revocadas por la Corte de Constitucionalidad (CC) o fallidas tras señalamientos han marcado el desarrollo de la jornada electoral en el país, en el caso de Zury Ríos y Thelma Aldana, encabezaban las encuestas realizadas por la firma Mitofsky Group, Consultoría Interdisciplinaria en Desarrollo S.A. (CID- Gallup) y Prodatos, junto a la candidata presidencial del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres.

Torres, ¿La beneficiada?

A criterio de Edgar Gutiérrez tras la salida de Ríos y Aldana de la contienda, los electores “van a tener que buscar opciones entre el pelotón que viene detrás, donde están Alejandro Giammattei, Roberto Arzú y Edmond Mulet. Agregó que ambas excandidatas dejaron un electorado “huérfano”, pero descarta que ese se incline por Torres ya que los votantes están aglutinados en el sector conservador y en el de la lucha contra la corrupción.

Tras la salida de Estrada, Radford, Ríos y Aldana; se redujo a 20 el número de aspirantes a la presidencia.
Rubén Hidalgo, politólogo del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), coincidió en que el electorado de Ríos y Aldana no se inclinará por la exprimera dama; añadió que las características de las tres mujeres no hacen viable una “migración” de electores. Aseguró que será difícil encontrar otros presidenciables con las características de las excandidatas, no solo por ser mujeres, sino por contar con un discurso definido.

“La oferta electoral quedó vacía en ese ámbito, en ese espacio que por un tiempo ellas estuvieron ocupando”, puntualizó. Agregó que aunque Torres cuenta con una estructura de “votos duros”, estos no le alcanzan para ganar en la primera vuelta.
Mientras que Gutiérrez, señaló que Torres, Ríos y Aldana “han tenido un papel relevante en el país y por eso punteaban las encuestas, agregó que a diferencia de ellas, el resto de candidatos tiene un grado de conocimiento menor del 50 por ciento.

Un boletín publicado, el pasado 26 de abril, por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) detalló que de las 46 personas postuladas (hasta esa fecha) a la presidencia y vicepresidencia, 10 son mujeres quienes representan al 21.7 por ciento de las candidaturas dentro de las fórmulas presidenciales.

Unos si otros no

El artículo 113 de la Constitución Política de la República hace referencia a los méritos de capacidad, idoneidad y honradez que deben reunir los candidatos a cargos de elección popular; a través de este criterio el TSE define quienes participan en la contienda y quienes quedan fuera. Pese a ello, un informe presentado por Mirador Electoral detalló que ocho presidenciables y 75 candidatos a diputados tienen procesos judiciales en su contra.

“Este artículo pudo haber sido una valiosísima ventana para dejar fuera a muchísimos candidatos, que precisamente, lograron inscribirse a pesar de los enormes señalamientos”, afirmó el analista político, Renzo Rosal. A criterio del entrevistado, el TSE no ha aplicado los criterios jurídicos adecuados para inscribir a algunos candidatos, “no sé si es por temor o porque la coyuntura es distinta pero yo creo que ha habido un interés, una voluntad (…) para darle una aplicación más general a este artículo, puntualizó.

Por su parte, Constanza Alarcón, analista política de Guatemala Visible, señaló que el TSE debe realizar un trabajo más contundente al momento de aplicar este artículo constitucional, para evitar la inscripción de personas con señalamientos. “Lamentablemente inscriben a personas que no deberían estar inscritas”, aseveró.

La magistrada del TSE, María Eugenia Mijangos, explicó que los togados del ente electoral tienen como norma no emitir criterios, por ende, no se pronunciaría ante estas críticas.

Recursos van y vienen

Antejuicios, amparos y apelaciones, son los recursos que han rodeado el proceso electoral y que han convertido en protagonistas a la Corte de Constitucionalidad (CC) y a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ya que a estas instancias acuden aquellos candidatos que buscan ser inscritos o que pretenden detener un proceso penal en su contra. Por ende, la carga laboral en las cortes aumenta durante las elecciones, según algunos magistrados.

Delia Dávila, magistrada de la CSJ, afirmó que durante el proceso pasado se recibieron 300 acciones de amparo en materia electoral, agregó que a diferencia de este 2019, durante las elecciones 2015 el pleno de reunía los fines de semana para resolver estas acciones. Agregó que durante los comicios aumenta la carga de trabajo ya que cada magistrado y cada cámara deben conocer diferentes recursos legales y a ellos se agregan los relacionados en materia electoral.

Bonerge Mejía, presidente de la CC, señaló que mensualmente reciben 500 acciones legales haciendo un total de 6 mil al año. Sin embargo, explicó que en este 2019 existe una tendencia al alza ante la cantidad de acciones legales recibidas en materia electoral.

Entre abstención, nulidad y desconocimiento

Tras la salida de Ríos y Aldana de la contienda, sus electores deberán buscar una nueva opción. Sin embargo, existe poco conocimiento sobre quiénes son los demás candidatos, esto, ante las nuevas regulaciones de publicidad contenidas en las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP), señaló Eddie Cux, director del Centro de Asistencia Legal Anticorrupción (ALAC).

Pese a ello, el experto consideró que no se registrará un abstencionismo significativos en las urnas; mientras que el analista Edgar Gutiérrez señaló que la falta de información sobre los candidatos y sus planes de trabajo, no provocará un abstencionismo mayor al de otros procesos, sin embargo, consideró que si puede incrementarse la cantidad de votos nulos o en blanco.

Contrario a ello, la politóloga, Cindy Poroj, explicó que a raíz de la poca información que existe sobre los candidatos, se podría registrar una mayor tasa de abstencionismo.

Por su parte, Constanza Alarcón, politóloga de Guatemala Visible, difirió con Cux, Gutiérrez y Poroj, pues a su criterio, los ciudadanos pueden acceder a los perfiles y planes de los candidatos a través de los medios de comunicación, redes sociales o acercándose a las organizaciones. Agregó que el país no se encuentra en las condiciones para abstenerse a votar.

Mientras que el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, catalogó como positiva la reducción del tiempo de campaña. Según Mirador Electoral las vallas publicitarias de los partidos políticos están distribuidas en 77 municipios de los 22 departamentos, lo que equivale al 23 por ciento del territorio nacional.

Muchas opciones y perfiles “mediocres”

Más de 34 mil candidatos buscan llamar la atención de los votantes a través de una campaña más regulada por la ley. Rubén Hidalgo, analista del Incep, explicó que existe una “sobreoferta electoral” la cual no es sana para la democracia. Aseguró que únicamente cinco opciones deberían presentarse ante el electorado.

En el caso de los perfiles de los candidatos, el entrevistado explicó que un título universitario no le garantizará el éxito a un funcionario público; agregó que debe existir un balance entre la experiencia y una formación académica. Señaló que las organizaciones partidarias deben aplicar procesos internos para evaluar a las personas que buscan ser candidatos.

Por su parte, el analista político, Renzo Rosal, explicó que no se ha logrado consolidar una base de candidatos “que superen el perfil tan mediocre, tan cuestionado como el que tenemos actualmente”. A criterio del entrevistado, los partidos y candidatos que participan en la contienda electoral “no dan elementos para pensar positivamente”.
Según Rosal, ante la falta de candidatos idóneos, la sociedad “desaprovechará” este proceso electoral, pues asegura, que no se lograrán consolidar instituciones políticas que generen propuestas genuinas a través de sus representantes.

Voto en el extranjero: mayor gasto menor representación

Lejos de la sobreoferta electoral y de los perfiles “mediocres”, señalados por los expertos, se encuentran los guatemaltecos residentes en Estados Unidos, quienes por primera vez podrán votar por el próximo presidente y vicepresidente del país, según lo establece las reformas a la LEPP. A criterio de la politóloga, Cindy Poroj, el voto en el extranjero “será más por referencia que por campaña, por lo visto a través de los medios de comunicación que por la propaganda”.

Según el TSE, 79 mil guatemaltecos residentes en Estados Unidos se encuentran empadronados, quienes podrán votar en cuatro ciudades, siendo estas: Los Ángeles, California; Silver Spring, Maryland; Nueva York, Nueva York y Houston, Texas.

Durante el 2017 el TSE contó con una asignación presupuestaria de Q25 millones 160 mil para iniciar con la implementación del voto en el extranjero; mientras que en el 2018 tuvo una asignación de Q49 millones 893 mil.

Según Poroj, la inversión para el voto en el extranjero será más grande que la cantidad de asistentes ya que los participantes deberán movilizarse hacia las cuatro ciudades en mención para poder votar. Por su parte la magistrada, María Eugenia Mijangos, señaló que la legislación guatemalteca establece que la implementación del voto en el extranjero será de forma gradual.

Rubén Hidalgo, señaló que el voto en el extranjero generará “un ambiente muy, muy especial” a este proceso electoral ya que será la primera vez que los guatemaltecos podrán emitir su sufragio desde el exterior.

Correcta o incorrecta será la decisión que en 22 días los guatemaltecos marcarán a través de un equis en cinco papeletas, mismas que darán el nombre de las personas que ocuparán el cargo de presidente y vicepresidente de país, de 340 alcaldías, 160 curules del Congreso de la República y 20 del Parlamento Centroamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *