Por: Alberto Cabezas, Panorama

 

El 15 de marzo de 2020 cerraron las 34.000 escuelas de Guatemala. Inicialmente, se pensó que no duraría más de 21 días. Sin embargo, se extendió casi un año. El Ministerio de Educación de Guatemala y Unicef se pusieron manos a la obra para hacer llegar las clases a las casas de casi cuatro millones de estudiantes. Uno de los programas que crearon fue “Aprendo en casa”, una cadena de contenidos que se emitieron a través de canales de televisión y radio.

El proceso inicial fue algo rudimentario. Se grababa en los jardines del ministerio o en salas en desuso con los propios móviles de los funcionarios. Así lograron la primera emisión cuatro días después del cierre de colegios. Meses después consiguieron adaptar seis salas del edificio y contratar un equipo profesional de grabación y edición del contenido, creado a partir de las guías de autoaprendizaje que se repartieron a todos los padres de familia.

A pesar de todo el esfuerzo, esta formación complementaria solo llegó a los niños más afortunados: los que cuentan con acceso a luz o unas monedas para comprar pilas para la radio. Todo el trabajo del sector educativo durante la pandemia se dio de bruces con un país que crece a diferentes velocidades.

“En este momento la pandemia nos da dado muchas respuestas, no tan bonitas yo creo, en el tema de la permanencia o la exclusión más bien, se debe a la desigualdad que ya conocemos en detrimento mucho en ese sentido y el sistema educativo no esta haciendo nada para contrarrestarlo. Por ejemplo, en Costa Rica paso de tener un sistema muy robusto, ha descuidarlo por completo.  Entonces, estamos haciendo reformas como en mayas curriculares, en temas pedagógicos y demás, pero no estamos haciendo reformas para amarrar al estudiantado” aseguro Jonathan Salazar, que, desde pequeño, ha colaborado en proyectos voluntarios de impacto comunal en su país Costa Rica. Es un estudiante de zona rural y conoce por experiencia propia las brechas de desigualdad que marcan las realidades de los territorios fuera del área metropolitana tica.

“Se deben hacer pedagogías más solidarias, que conserven al estudiantado dentro del sistema. Una reforma importante es el tema de la conexión. Las universidades publicas en particular y es digamos lo que vivo más de cerca, tienen que ocuparse en el tema de fortalecer los sistemas de becas, la Universidad de Costa Rica y la Universidad Nacional de Costa Rica por ejemplo han brindado tabletas, equipos de computadoras al estudiantado que no tenía para la educación virtual, pero siguen existiendo personas que definitivamente no pueden acceder a ellas en ese sentido hay que fortalecerlo” puntualizo este jovenque creció en una familia no tradicional, multiétnica y diversa.

 

“Las universidades públicas están ahorita como agarrándolas del rabo perdón la expresión en temas de presupuesto, pero se podrían hacer reordenamientos importantes, para apoyar desde en ese sentido la permanencia de esas personas en el sistema. En temas de graduación me parece que, en las universidades públicas, se debe mejorar no solo la permanencia por si sola sino la permanencia buena, porque de nada sirve graduar a estudiantes universitarios que toda su vida en los campus fue un vaivén porque la universidad nunca se detuvo a ofrecer asuntos más humanos” adiciono este líder universitario que desde el seno de su hogar tuvo la oportunidad de sensibilizarse con distintas poblaciones y forjar respeto por los derechos humanos.

 

Agrego “las universidades deberían ver las necesidades específicas de sus estudiantes, sus vivencias, su condición socioeconómica”, luego de su experiencia como presidente de la Asociación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica en dos periodos 2019-2020 y como Coordinador del Consejo de Estudiantes de Educación en el 2020. Actualmente es asambleísta pleno de la Escuela de Formación Docente y la Facultad de Educación de la Universidad de Costa Rica.

 

Con  Noticias Panorama conversó este joven universitario.

 

Entrevista

¿En qué áreas se debe mejorar el sistema educativo costarricense?

 

Se debehacer una revisión de reformas estructurales básicas como en el tema de intervención que tengan que hacer el Ministerio de Educación Pública, el gobierno como tal, en ese sentido en proyectos de ley que la Asamblea Legislativa se presenten para establecer criterios, es algo que hace pocomencionaba con un amigo y él me decía que el sujeto privado en este país “puede hacer todo lo que la legislación no le diga que no puede hacer” contrario a lo que tiene que hacer el sector publico que tiene que hacer únicamente lo que la legislación le encomiende en este sentido es muy peligroso que sujetos privados educativos estén tan a la libre en este sentido.

 

Entonces, me parece que hay que reglamentar, se debe legislar en este sentido, para poder evitar estos vacíos, esas ambigüedades que existen en este momento y le están haciendo tanto daño a este sistema.

 

 

¿Se debe mejorar la profesionalización de los docentes en Costa Rica?

La profesionalización de los docentes se debe de mejorar en Costa Rica principalmente en el sistema de educación privado, no es posible que en suelo tico ya haya docentes que, en dos años tengan una licenciatura y en 4 años un doctorado. Eso a mí me parece muy peligroso y violento para las personas que si están cumpliendo todos los parámetros. Yo no culpo a estos “profesionales” sino al sistema educativo que le está permitiendo cursar estas carreras de una forma tan rápida.

 

Eso responde al descuido que el país ha tenido y ¿Cuáles son los sistemas universitarios que hay? Pero me parece que una valorización de la profesión docente es esa. Que haya personas en este momento que se están graduando en tres años con maestrías y posgrados y uno dice ¿En qué momento? y ¿Qué fue lo que aprendieron? Y ¿Como van a hacer una intervención educativa decente de una preparación tan superficial?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *