Por: Alberto Cabezas  

“los pueblos originarios de América han sido masacrados por los imperios de turno. Porque españoles, portugueses, ingleses, franceses, holandeses y todos los que no alcanza la lista para nombrarlos, faltando a los más elementales principios de la condición humana, despojaron a los originarios de su cultura, su religión, sus costumbres, su territorio, su dignidad, sometiendo y esclavizando para por fin terminar con sus vidas. América latina es el resultado de muchas conductas que perduran en la actualidad con el bloqueo de Cuba y Venezuela a manos del imperio norteamericano y el pueblo de Colombia, bajo represión y muerte con la más grande desigualdad en distribución de riquezas conocida. Los pueblos originarios siguen sufriendo y padeciendo el mismo atropello de hace 500 años atrás” expresó Richard Cepeda, Actor de cine argentino publicitario, modelo internacional, poeta, escritor, Ingeniero.

Es hora de posesionar a los pueblos originarios en una posición de privilegio en la función pública gubernamental. Siempre debió haber sido, pero por lo mismo el que masacra, impone sus reglas destruyendo no solo la vida sino todo tipo de manifestación del masacrado. Nuestro prócer argentino Manuel Belgrano de la revolución de mayo de 1810, quería formar un gobierno mixto con un inca en el poder y por supuesto no fue posible. Pero la historia es como la naturaleza, se toma su tiempo y evoluciona. Hoy tenemos el mayor ejemplo para América y el mundo en Evo Morales, ex presidente de la República de Bolivia. Un originario auténtico que demostró que lo que debe ser, es posible” puntualizó el argentino.

Agregó “artistatengo la asignatura pendiente de llamar a una reflexión sobre los pueblos originarios.  La reivindicación de los pueblos originarios es una obligación de todos los que ocupamos sus territorios usurpados.  Me pongo a reflexionar. Es una obligación de cada uno y cada una hacerlo en la mayor medida que sea posible. Aún es posible”.

Con Cepeda conversó con  Noticias Panorama.

Entrevista

¿Cuéntame de tu niñez, juventud y adolescencia y como llegaste a ser parte de la gran cultura hispana?

Mi niñez transcurrió más entre libros y pájaros en el campo que entre otros escenarios cómo te decía en la entrevista anterior.

Tal vez de allí haya surgido mi amor por la poesía y mis cantos al amor humano y al amor universal.

 

En la adolescencia comenzó ha escribir poemas y nunca he dejado de hacerlo. Ya en la adultez abordé el desafío de los microrrelatos que consiste en escribir cuentos de no más de 100 palabras.

Con ellos, ya más de sesenta y en especial de suspenso lindando con el terror, me he presentado a varios certámenes internacionales organizados por la Escuela de Escritores de Madrid. Debo decir algo muy importante.

El escribir me ha salvado del horror del stress laboral como ingeniero. Como dijo Rudyard Kipling »

¿Algo más que desear agregar?

Si. Recordar que la humanidad tiene un deber que cumplir. Bregar por el amor universal por cualquier camino que sea.

 

Más allá de las bombas de Hisoshima y Nagasaki. Más allá del horror diario de las muertes a manos de los poderosos de turno, impregnar a las almas a través de las redes o de la manera que sea posible, la idea de que siempre hay tiempo para cambiar, de que los sueños siempre hay tiempo de ser alcanzados y de que algún día, lejano pero cierto al fin, la humanidad abandonará definitivamente su absurda condición salvaje y la vida fluirá en un sendero de paz.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *