El crecimiento de la urbanización que centraliza el uso hídrico y la falta de plantas de tratamiento de aguas residualesafectan a municipios de Guatemala

Redacción Panoarma /Fuente consultada: Redacción Pulso

.El agua es un elemento clave del desarrollo sostenibleen cualquier parte del mundo. Sin embargo, en algunos departamentos y municipios de Guatemala, se ha convertido en uno de los factores más sensibles dado al uso limitado de este recurso. Esto ha incentivado a algunos grupos y actores a crear campañas para desinformar a gran parte de la población.

Los pobladores de los municipios de San Bartolomé Milpas Altas, Magdalena Milpas Altas, y Santa Lucía Milpas Altas del departamento de Sacatepéquez, se van visto afectados en la cantidad del recurso hídrico que reciben, esto en gran medida por lacentralización del suministro de agua en lugares más urbanizados.

Este es un tema que expertos en el sistema hídrico han abordado ampliamente, revelando que cuando hay un crecimiento de la urbanización en zonas céntricas, provoca que el agua se concentre en las ciudades principales de ciertas zonas.

Enla tesis del historiador Juan Carlos Ramírez, se describe como funcionaba en la época colonial el abastecimiento del agua, logrando el equilibrio de este recurso, ya que su uso no es nuevo.(Woltke, Gabriel, SF).

Sin embargo, nunca faltan las campañas de desinformación que buscan sacar provecho de la situación, en la mayoría de las ocasiones buscan a empresas que trabajan por el desarrollo de la zona. En diversas ocasiones, diferentes colectivos y organizaciones han hecho uso de las redes sociales para indicar que han denunciado la acción de empresas como Trecsa, y la han relacionado con la escasez de agua, bajo la bandera de que la empresa “seca los nacimientos de agua”. Lo que no coincide con el accionar real de la empresa, quienes constantemente realizan actividades para la preservación del ambiente en diferentes áreas del país.

 

Tambiénse ha especulado que existen denuncias formales ante instituciones como el Ministerio Público. Cabe recalcar que no existen tales denuncias, ya que la“parte denunciante” no cuenta con las pruebas para respaldar lo que afirma. Si se investiga a fondo, se puede detectar que dichas acusaciones no son sostenibles, puesto que estas empresas han iniciado operaciones tiempo después de que varios de los hoteles y condominios se instalen en la zona, tomando en cuenta que esto sí generan un alto impacto en el consumo de agua.

Leonardo Culajay, alcalde auxiliar de Vuelta Grande, explica que siempre han tenido problemas de desabastecimiento, pero que la situación se agravó en los últimos años. En los últimos años el auge del turismo ecológico hizo surgir hoteles que aprovechan la vista desde estas aldeas (Woltke, Gabriel, SF).

Uno de los propósitos de las campañas de desinformación es desacreditar a las empresas, con el objetivo de crear el rechazo popular y luego extorsionar para que sigan con las labores. Con las falsas acusaciones en redes sociales, se logra identificar la manera que operan estosgrupos agitadores que violentan los derechos de propiedad privaday utilizan a las comunidades de los pueblos a través del engaño y denigran todo lo que tenga que ver con la mejora de la ciudadanía.

El alcalde auxiliar de la aldea el Hato, Leonardo Ixjotop, cree que “es más grave la falta de drenajes. Comentó que a lo largo de las calles el agua con detergente que sale de las viviendas se mezcla con la lluvia que baja de los cerros y que podría ser captada y aprovechada si existiera infraestructura”. Según Ixjotop, también tiene problemas con vecinos que a falta de fosas sépticas también arrojan sus aguas negras (Woltke, Gabriel, SF).

 

Por tanto, puede considerarse que además de la concentración hídrica, los municipios mencionados tienen debilidad en infraestructura, no solo en la falta o mal estado de drenajes, sino además en la implementación de plantas de tratamiento de aguas residuales. Estas plantas tienen como objetivo acelerar el proceso natural de purificación del agua, si bien es cierto, a nivel mundial, solo el 50% de las aguas residuales son tratadas por este tipo de plantas. Los países que van en desarrollo todavía están lejos de tener las suficientes plantas para solventar esta problemática.

 

Es importante mencionar, que las instalaciones de tratamiento de agua benefician a la población ya que hace que el agua pueda regresar a los individuos y se pueda utilizar con seguridad. Según los datos que almacena la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán, se refleja los escases de plantas que hay en varios municipios y no es la excepción San Bartolomé Milpas Altas, que cuenta con una sola planta.

Esta escasa transformación y reutilización del agua incide de manera importante en su escasez, factor que se suma a la centralización antes mencionada. Por ello, una de las soluciones a este problema es la implementación de plantas de tratamiento. Esto recae en las autoridades locales, o las del gobierno central ya que es responsabilidad de ellos velar por la salud de la población.

Es importante aclarar el verdadero problema referente a San Bartolomé Milpas Altas, más cuando hacen responsable a empresas que hacen su trabajo visible y no se enfocan en las verdaderas causas de las problemáticas.

Hoy en día, las noticias se difunden con mayor rapidez y es difícil distinguir entre lo real y lo que no lo es. Cuando se ve un titular alarmante es cuando mayor se debe leer y analizar la historia y sobre todo comprobar los datos, solo así se tendrá certeza de lo que está sucediendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *