Con los cambios acelerados en la automatización laboral, las personas tendrán el poder frente a las maquinas al desarrollar habilidades profesionales en conjunto con las habilidades técnicas de cada puesto de trabajo

Redacción

En el 2016, ManpowerGroup presentó su estudio Human Age 2.0donde reflejabalas fuerzas futuras en el mundo del trabajo, reconociendo cuatro tendencias estructurales y cíclicas globales, estos eran: cambios demográficos, revolución tecnológica, mayor elección individual y sofisticación del cliente.

 

En menos de 10 años, el mundo laboral se ha enfrentado a cambios sin precedentes en donde la pandemia aceleró algunas de las tendencias y creó otras. En esta nueva etapa la revolución tecnológica, demostró su valor para mantener la continuidad de los negocios, de los empleos y de la conexión de persona a persona.

 

La revolución tecnológica propone que las personas deban poseer la habilidad de aprender a aprender, una condición que también ha cambiado en los últimos tiempos donde la tendencia de capacitaciones más cortas en conjunto con la crisis sanitaria está acelerando la demanda de competencias tanto técnicas, como profesionales”, comentó Andrés Soto, gerente de país de ManpowerGroup Guatemala.

 

El directivo de ManpowerGroup agregó que “a medida que las empresas se digitalizan, automatizan y transforman en esta nueva normalidad, resulta más importante que nunca encontrar  la combinación correcta entre las habilidades técnicas y las fortalezas humanas”.

 

Si bien las nuevas generacionesdeseanrealizar maratones de carrera profesional donde buscan convivir con varios empleos y diferentes etapas profesionales, la pandemia modificó esta condición en la que mantener su empleo es la prioridad principal, donde las personas temen perder la flexibilidad laboral que han ganado y 8 de cada 10  empleados quieren un mejor balance entre familia y trabajo.

 

“El temor generalizado por mantener su trabajo responde en cierta forma al grado de automatización que están impactando varias de las tareas laborales, las personas deben preguntarse qué tan repetitivas son sus actividades, si  la respuesta es positiva, deberá considerar desarrollar nuevas habilidades tomando en cuenta cuáles serán demandadas en el futuro y que no son reemplazables por la tecnología”, finalizó Soto.

 

ManpowerGroup, ha detectado que las 10 habilidades profesionales más demandadas son:

  1. Comunicación
  2. Priorización
  3. Adaptabilidad
  4. Tomar iniciativa
  5. Integridad
  6. Pensamiento analítico
  7. Construir relaciones
  8. Empatía
  9. Coaching
  10. Resiliencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *