Por: Alberto Cabezas

“En el museo llegó cerca del 2002, como parte de la restructuración que se tenía en mente en el Museo de Jade, que estaba antes en el piso 11 del Instituto Nacional de Seguros. En realidad lo que Usted conocía como piezas arqueológicas son las mismas, nada más que ahora en una propuesta museográfica, donde en cada sala de exhibición  se le da el valor de una temática. Antes está por regiones arqueológicas, por diferentes momentos que estaba en el piso 11 y eso no le daba el realce que tenía la colección”, argumentó Virginia Noboa  Espinoza, quien es curadora en Arqueológica en el Museo de Jade en Costa Rica.

“La colección realmente se hace a partir de los años 1970-77 que era la época en que empezó a conformar y la idea fue sacarle provecho a cada uno de los objetos que cuentan la historia costarricense, de porque fue hecho, quienes lo hicieron y aquí se tome del plano del ser humano, como conformador de un territorio…, pero lo tecnológico y la parte que es tecnológica”, destacó.

Agregó, “a mí me tocó plantear el guion científico de toda la propuesta museográfica de esto y planteamos la propuesta del ser humano, la identidad patrimonial a partir de 5 pisos. El edificio se construyó pensando ya en el museo.  A partir de eso se fue planteando. Hay 16 ejes grandes temáticos.”.

Con Noboa conversó el Periódico Noticias Panorama.

¿Cómo es la sala de Jade?

El tema principal gira en el jade y su tecnología, porque tenemos una de las mejores colecciones de jade expuesto en América. Mucho es extraído de sitios arqueológicos de Costa Rica.

Aquí exponemos lo que en los siglos pasados hicieron los artesanos, el tema del poder, también la parte espiritual, el chamanismo que toca como un eje de interpretación de los sujetos porque tienen temas que están ligados al animismo en la parte espiritual.

¿Por qué hicieron la Sala del día y de la noche?

Las hicimos con una museografía Inmersiva las dos. Una que representa el tema de la biodiversidad en Costa Rica, tenemos el 6 % de la diversidad en naturaleza, entonces es puesta en escena con los objetos arqueológicos que fueron hechos y tallados  que representa como fue vista esa naturaleza por la población precolombina.

Otro tema que es las rutas y las redes de intercambio que se hicieron a través de fuentes de agua, que es la navegación, los ríos y el mar.

Algo importante, es que el elemento agua es maravilloso. Entonces ese tema es tocado allí porque es vital para el asentamiento humano. Es por este motivo que los sitios arqueológicos se asentaron allí cultivando y creando una organización social, creando fuentes de subsistencia como la navegación, la pesca, dieta, su propia arquitectura, entre otros aspectos siempre relacionados con el agua.

La Sala de la noche es con la misma museografía pero de noche, se tocan temas de animales de hábitos nocturnos y también el tema de lo que es los rituales funerarios. Por ejemplo, el tema del murciélago que es un culto muy importante en Centro América pero principalmente en Costa Rica lo resaltan, principalmente por piezas de jade y también en otro material.

¿En qué consiste la Sala de Armas?

Se aborda el tema de la guerra, es un tema fundamental por el tipo de representaciones arquitectónicas que tenemos como por ejemplo guerreros llevando las cabezas como trofeos.

Por último ¿Puedes hablarme un poco de la Sala de la Memoria?

Trata el tema de la diversidad humana, la parte de los roles de género, el patrón comunitario, el hombre y la mujer dentro de la participación de las comunidades, los grupos etarios, las relaciones sexuales. La sexualidad vista con los objetos sexuales que hay, el tema de la maternidad que es muy representativo en los museos arqueológicos.

El tema tecnológico también se trata en esa sala, además del vestuario, como los sombreros que utilizaban los líderes espirituales.

Otros instrumentos que terminan en esta parte arqueológica son los instrumentos sonoros, la música y la danza que está representada en objetos de vientos y repercusión que son las ocarinas, los sonajeros, los tambores y que dan elemento a todo el marco de que hemos dicho en las otras salas porque cada uno tenía sonido.

Por último tenemos el tema de la etnografía a que está asociado a que hay una continuidad histórica, en memoria del pueblo, hay una transmisión de generación en generación. En otras palabras hay prácticas culturales que se practican hoy en nuestros días.

Se siguen realizando en los pueblos en el área rural, por ejemplo cultivando, en los pueblos indígenas se sigue cazando con cerbatanas.

¿Por qué tienen la sala de Acopio?

La misma no es temática, pero si es un museo que expone toda su colección, en una sala que llamamos de acopio.

¿Cuál es la Sala que le llama la atención al visitante?

Aquí por la museografía le llama la atención la parte museográfica inversiva que es la sala del día y de la noche. Por los pisos de vidrio y el efecto por lo que llama mucho la atención al visitante, pero también hay otros elementos que también les gusta.

¿Algo más que deseas agregar?

Aquí quiere destacarse mucho en el museo y que tal vez hace falta destacar que es de donde venía el jade que es lo que siempre preguntan.

El jade lo traigan como materia prima del Valle del Río Motagua en Guatemala, en Costa Rica no encontramos vetas de nacimiento económico exportables de jade. Entonces, era traído como comercio,  de intercambio por navegación o por tierra, con grupos mesoamericanos.

Pero lo importante de rescatar es que aunque traían elementos mesoamericanos ellos plasmaron su estilo, es decir el animismo está muy claro y presente en el jade de Costa Rica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *