Por: Alberto Cabezas

El Tribunal Supremo de Elecciones, brinda el derecho a la Federación Nacional de Madres, Padres y Familias de Personas con Discapacidad de Honduras ( FENAPEDISH) de apelar la decisión de este dicho órgano electoral que prohíbe Observadores Internacionales en los consulados de Costa Rica previó a las elecciones.

Esto debido a un recurso de amparo electoral interpuesto por el Señor Manuel Enrique Jiménez Jiménez abogado y notario persona ciega contra el Área de Prensa y Protocolo del Departamento de Comunicación y Relaciones Públicas de este tribunal, por emitir un correo electrónico donde se prohibía la participación de FENAPEDISH como Observadora Internacional desde los consulados de Costa Rica.

El recurrente, en concreto, “combate un correo electrónico en el que el Área de Prensa y Protocolo del Departamento de Comunicación y Relaciones Públicas de estos Organismos Electorales, hace ver a la Federación Nacional de Madres, Padres y Familiares de Personas con Discapacidad de Honduras que, para poder dar trámite a su solicitud de inscripción de observadores internacionales, deberá cumplir con los requisitos que se enlistan en la reglamentación promulgada al efecto. En esa comunicación electrónica, además, se informa a la citada organización que no es dable acreditar veedores foráneos en los consulados”.

El recurso de amparo electoral es un mecanismo para la tutela efectiva de los derechos fundamentales de contenido político electoral. Su objeto, según lo señala el Código Electoral, está constituido por toda acción u omisión e, incluso simples actuaciones materiales que violen o amenacen violar cualquiera de esos derechos; sin embargo, a texto expreso, el legislador estableció que “los reclamos contra las decisiones de los organismos electorales inferiores no se tramitarán por esta vía, sino por la del recurso de apelación electoral.”

Según narra la resolución, en el presente asunto, el gestionante recurre contra una actuación de una de las dependencias institucionales, relacionada con diligencias previas al proceso de análisis y decisión de una solicitud para inscribir observadores internacionales, pretensión de control que -en esta vía especial de protección- es improcedente. En efecto, la petición del recurrente excede el objeto del recurso de amparo electoral en los términos expuestos, ya que, si los afectados directos están disconformes con la postura del citado reparto administrativo, deben interponer un recurso de apelación electoral, cuando haya una resolución que, de manera concreta, se pronuncie sobre la solicitud de inscripción de repetida mención .Tómese en consideración que, hasta este momento, lo que existe es un correo electrónico en el que se dan lineamientos generales para encauzar una gestión, sin que exista un acto administrativo-electoral que acepte o deniegue la petición de la referida federación. Por tales motivos, lo procedente es rechazar de plano el recurso de amparo electoral, como en efecto se ordena”.

Esta sentencia agrega “de una revisión de los documentos incorporados en el expediente, este Pleno determina que el correo electrónico enviado a la Federación Nacional de Madres, Padres y Familiares de Personas con Discapacidad de Honduras indica, en el espacio de firma, que el suscribiente es el “Área de Prensa y Protocolo / Dpto. Comunicaciones y Relaciones Públicas / Tribunal Supremo de Elecciones” (folio 8); no obstante, se echa de menos el nombre de alguna persona funcionaria que sea responsable del contenido de tal comunicación. Por ello, en lo sucesivo, se instruye a la citada Área para que, en sus intercambios por correo electrónico con usuarios externos, puntualice quién es la persona servidora que redacta y se responsabiliza de la información; ese dato es necesario para cumplir con el principio de transparencia en el ejercicio de la función pública y para que el administrado conozca contra quién debe impugnar una decisión que eventualmente le sea desfavorable. POR TANTO Se rechaza el recurso de amparo electoral interpuesto. Tome nota el Departamento de Comunicación y Relaciones Públicas y su Área de Prensa y Protocolo de lo señalado en el considerando IV. Notifíquese al recurrente y a los citados repartos institucionales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *