Cómo emprender mi propio negocio

 

El emprendimiento como carrera es un tema de moda. Y es que, por la forma en que los programas de televisión, películas y las propias noticias pintan el emprendimiento, ¿quién no quisiera volverse emprendedor? La idea de ser tu propio jefe, disponer libremente de tus horas, convertir tu idea en un proyecto multimillonario suena demasiado atractiva, ¿no? Sin embargo, el mundo real implica situaciones inesperadas que golpean a los emprendedores con la fuerza de un bulldozer.

Cuando se trata de emprendimiento, todos saben todo y nada a la vez, y frecuentemente los emprendedores se encuentran con proyectos caídos como resultado de una asesoría incorrecta. A continuación,algunos consejos que, aunque parecerían ser bienintencionados, podrían generar futuras complicaciones:

 

#1 Constituirse como entidad no lucrativa

Cuando los emprendimientos tienen un componente social, frecuentemente escuchamos asesores que recomiendan incorporarse como entidad no lucrativa, pues nadie está dispuesto a pagar por servicios que tienen un trasfondo social y el esquema operativo de una entidad no lucrativa podría presentar más beneficios. Esto no necesariamente es cierto y por eso, es recomedable que sólo aceptes consejos de personas que creen en tu proyecto tanto como tú.

 

#2 Conseguir financiamiento incluso antes del lanzamiento

Aunque en algunos casos podría sonar como muy buen consejo, puede no ser aplicable para todos por igual.Muchos emprendedores suelen tener miedo de lanzar su proyecto sin tener financiamiento porque consideran que no podrán obtenerlo más adelante. Sin embargo, se debe considerar que como emprendedor estarás en un mar de competidores que podrían ser más ágiles que tú en el lanzamiento, por lo que postergarlo hasta contar con financiamiento adecuado podría robarte protagonismo, restarte tiempo para medir al mercado objetivo y tiempo de reacción para modificar o adaptar tu producto o servicio según la aceptación de tus clientes.

 

#3 Centrar esfuerzos en conseguir sólo peces gordos

Un cliente grande puede ser de mucha ayuda cuando se tiene un negocio pequeño, pero también puede implicar estar poniendo todos los huevos en una sola canasta y que el negocio colapse si ese pez gordo opta por otro proveedor. Es cierto que escalar un emprendimiento podría implicar mucho tiempo y tener un cliente grande puede generarte cierta estabilidad en el flujo de efectivo en una fase temprana, pero construir una estrategia alrededor de esto implicaque se ponga el negocio en la cuerda floja.

 

#4 El primer paso es constituir una sociedad

Determinar el tipo de vehículo legal que el emprendimiento debe utilizar depende en gran medida de las estrategias futuras de escalamiento, financiamiento y administración del negocio. Si bien es cierto, los vehículos pueden transformarse legalmente de tiempo en tiempo, es mejor tener el panorama claro desde el principio para evitar incurrir en trámites adicionales que sólo generarían una inversión extra de tiempo y recursos, que en muchos casos han generado pérdidas tan importantes como el negocio mismo.

 

En vistas de estos riesgos, surge la Ley de Fortalecimiento al Emprendimiento, Decreto 20-2018 del Congreso de la República, la cual tiene por objeto incentivar y fortalecer elemprendimiento en Guatemala mediante apoyos técnicos y financieros. Así como, agilizar el proceso de formalización de estos proyectos, mediante la creación de la Sociedad de Emprendimiento como un nuevo vehículo legal para la constitución de micro y medianas empresas.

 

Los puntos a considerar por los emprendedores que se encuentren interesados en constituir una Sociedad de Emprendimiento, son los siguientes:

 

  • Los accionistas de este tipo de sociedades únicamente podrán ser personas físicas, por lo que entidades mercantiles no podrán figurar como inversionistas de estas sociedades. Por lo anterior, si has identificado posibles inversionistas interesados en participar en tu proyecto e inyectar capital y que no sean personas físicas, recomendamos considerar la constitución de una entidad mercantil común.

 

  • Uno de los puntos más relevantes, es que se permite que estas entidades sean constituidas unipersonalmente, es decir que el emprendedor podrá constituir una Sociedad de Emprendimiento por sí solo, sin necesidad de asociarse a otra persona. Este requisito es necesario en la constitución de las otras entidades mercantiles.

 

  • Las Sociedades de Emprendimiento sólo podrán recibir aportaciones dinerarias, siendo éstas consideradas como no reembolsables. Es decir, que la sociedad de emprendimiento no podrá recibir aportaciones en especie (i.e., maquinaria, inmuebles, intangibles,tecnología, etc.). Punto que debe considerarse antes de la constitución de una entidad de este tipo, sobre todo en aquellos proyectos en los que el capital más relevante no es de naturaleza monetaria o metálica.

 

  • Todo aporte realizado a las Sociedades de Emprendimiento será deducible del Impuesto sobre la Renta, hasta un máximo del 5% de la renta bruta o un monto máximo de Q. 500,000.00 anual. Punto que podría ser utilizado por los emprendedores como incentivo ante sus posibles inversionistas.

 

  • Los ingresos totales anuales de una Sociedad de Emprendimiento no podrán ser superiores a los 5 millones de quetzales, caso contrario deberán migrar a otro tipo de sociedad mercantil. Por lo que, previo a decidir incorporar una sociedad de este tipo, es importante realizar una proyección de los ingresos que se espera generar en el primer año de go live, ya que en caso estos sean mayores a los 5 millones de quetzales, la sociedad debiera modificar su forma legal.

 

Conclusión: Cubre tus espaldas con ayuda profesional

Cualquier emprendedor exitoso ha llegado hasta allí asegurándose que todos los frentes están bien cubiertos, desde una perspectiva legal, financiera, contable, fiscal, entre otros. En todo caso, asegúrate que el vehículo legal que vas a incorporar empata con tus objetivos y metas y que todos los contratos que vas a firmar están bien blindados. Es importante que tengas conocimiento de la legislación aplicable en Guatemala, que identifiques la necesidad de cumplir con la obtención de registros y permisos que aseguren la sostenibilidad y legalidad de tu proyecto. La mejor forma de hacerlo es buscando asesoría profesional.

 

Busca tener un panorama claro de los impuestos que podrían aplicar a tu negocio y la carga fiscal efectiva a la que deberás hacer frente, así como que tu contabilidad cumpla con los requisitos y la normativa aplicable. Esto evitará que seas sorprendido financieramente, y en todo caso, te ayudará a resolver cualquier inconveniente con mayor rapidez y seguridad.

 

Ver también

Hidroeléctrica Renacey Swisscontact firman acuerdo para el desarrollo en San Pedro Carchá

El Complejo Hidroeléctrico Renace,firma acuerdo con Swisscontact para realizar acciones que beneficien a más de …