Conoce la rosa eterna

La Siempreviva es una de las familias de plantas suculentas, la Siempreviva (en cualquiera de sus variedades) es una planta de elegante presencia; por otra parte, la facilidad de sus cuidados la convierten en la perfecta compañera natural.

Se podría decir que es una ‘rosa eterna’ debido a que viven por muchos años en comparación a las rosas que se marchitan en muy poco tiempo aun estando plantadas.

Comúnmente las podemos encontrar en tonos verdes, aunque es una especie no común y son muy pocos los invernaderos donde las puedes encontrar.

Como buena planta suculenta, la Siempreviva se caracteriza por lo carnoso de sus pétalos. La forma en que va creciendo la hace parecer una rosa, ya que sus hojas se van superponiendo de manera que las hojas nuevas se posicionan sobre las hojas más antiguas. Sus hojas son ligeramente puntiagudas y suelen contar con una coloración diferente en esta zona.

Forma de cuidarla:

Es importante no ubicarla en un recipiente demasiado hondo. Resisten las bajas temperaturas del invierno estando protegidas, la humedad es su gran enemiga. Por este motivo, cuando decidamos dónde asentarla es recomendable que no haya un gran volumen de tierra (para que, tras el riego, el sustrato seque más rápido y no pueda generar ningún problema en la raíz de la planta). Y cuidarla del sol no es recomendable exponerla directamente al mismo.

Ver también

¿Sabías qué?

Las computadoras tienen áreas específicas para la memoria y otras funciones, pero en el cerebro esto es más complejo. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *