Desarticulan estructura conformada por civiles y agentes de PNC dedicados al robo de droga, dinero y allanamientos ilegales

Se llevaron a cabo 93 allanamientos, en los departamentos de Sacatepéquez, El Progreso, Guatemala, Santa Rosa, Chimaltenango, San Marcos, Escuintla y Retalhuleu,

El Ministerio Público en conjunto con el Ministerio de Gobernación, por medio de la Policía Nacional Civil, desarticularon hoy una estructura criminal integrada por personas civiles y agentes de la Policía Nacional Civil dedicados al robo de droga, dinero, allanamientos ilegales y asesinatos.

En conferencia de prensa, Mayra Véliz, secretaria general del Ministerio Público, junto a Ana Elena Guzmán, subsecretaria general, Gerson Alegría, fiscal de sección de la Fiscalía de Casos Especiales, el viceministro Óscar Dávila, del Ministerio de Gobernación, Ervin Mayen, director general adjunto de la Policía Nacional Civil y Yodzaida García, subdirectora general de Análisis de Información Antinarcótica, brindaron la información sobre los allanamientos ejecutados este día.

Se llevaron a cabo 93 allanamientos, en los departamentos de Sacatepéquez, El Progreso, Guatemala, Santa Rosa, Chimaltenango, San Marcos, Escuintla y  Retalhuleu, el cual dejó a 26 personas capturas entre ellas a los cabecillas de la organización criminal, colaboradores y nueve agentes policiales.

En los allanamientos fueron hallados, chalecos e insignias de la Policía Nacional Civil, armas de fuego, tolvas, dinero en efectivo, vehículos y grilletes.

Mayra Véliz, explicó los antecedentes del caso. En 18 de enero de 2017, el Ministerio Público en coordinación con el Ministerio de Gobernación realizaron 10 allanamientos, en los cuales se capturaron a seis personas que formaban parte de una estructura criminal que se dedicaba a realizar allanamientos ilegales en residencias de distintos lugares, cometidos por algunos malos elementos de la Sección de Reconocimiento, Vigilancia y Seguimiento de la Policía Nacional Civil -PNC- y personas particulares.

Aparentaban estar ejecutando diligencia de allanamiento, inspección y registro, ingresaban a las mismas y sustraían objetos de valor  tales como dinero en efectivo, joyas, dispositivos telefónicos, tabletas electrónicas, armas de fuego y vehículos propiedad de los moradores.

De acuerdo con la investigación, la agrupación criminal también se dedicaba al robo de droga, robo de dinero de procedencia ilícita, tráfico de drogas y asesinatos.

Robo de droga o dinero

Según la investigación, el modo de operar para el robo de droga o dinero lo hacían de la siguiente forma. Aparentaban una negociación ya sea para el tumbe de droga o dinero. Para ello, coordinaban un punto de reunión para iniciar la negociación.

Con la ayuda de algunos malos elementos de la PNC, dan seguimiento a vehículos en la cual obtenían información que trasladaban los ilícitos. Además, utilizaban vehículos que bajo amenazas de muerte con armas de fuego, llevaba a cabo la interceptación de las víctimas y trasiego del ilícito.

En lo que respecta para ejecutar allanamientos ilegales, el primer paso que concretaba la estructura criminal era ubicar la residencia. Posteriormente, uno de los integrantes utilizaba orden de allanamiento falsa, que no ha sido autorizada por juez competente, para aparentar y hacer creer a los moradores que cuentan con autorización judicial para el ingreso al inmueble, que con armas de fuego intimidaban a sus víctimas para robarles, puntualizó la Secretaria General.

En relación a la incautación de 10 kilos de cocaína y de 409 mil 900 dólares americanos, la estructura criminal montó toda una estrategia ilegal en principio para robar tanto la droga y el dinero.

Sin embargo, mediante escuchas telefónicas, las autoridades lograron incautar la droga, que supuestamente iba  a ser vendida a ciudadanos mexicanos. De igual forma se le dio seguimiento a un tráiler que salió de la frontera Tecún Umán, San Marcos, que tenía destino final Ciudad Pedro de Alvarado, Jutiapa, sitio fronterizo con El Salvador. En la investigación, se estableció que una autopatrulla vigilaba y custodiaba el tráiler, estos son dos casos más que se le puede atribuir a la estructura criminal.

Otro caso que las autoridades lograron documentar  y que podrían ser responsabilidad de la estructura criminal Los Marrocos, es la muerte de dos personas a quienes les robaron droga, en Retalhuleu. En la planificación de los asesinatos, nuevamente agentes policiales ayudaron a la agrupación criminal para facilitarles el escape del lugar.

La estructura criminal tenía planificado comprar 660 kilos de cocaína. Sin embargo, el Ministerio Público en coordinación con la  Fuerza Especial Naval, del Ministerio de la Defensa, efectuó la interceptación de una lancha en alta mar a 90 millas náuticas de las costas del pacífico de la República de Guatemala, en la cual transportaban 660 kilos de cocaína, siendo  detenidas cinco personas.

Los capturados

Cabecillas

  • Marvin Estuardo Marroquín Samayoa
  • Juan Oswaldo Marroquín Hernández
  • Fermín Marroquín Hernández
  • José Eduardo García Rodríguez

Coordinadores

  • Eduard Estuardo Hernández Castañeda
  • Iván Morales Ipiña
  • Ronald Alfonso Roche Arévalo
  • Jairo Efraín Castillo
  • Raúl Ramírez

Colaboradores

  • Cristian Medrano
  • Gustavo Gómez Moscoso
  • Jeyner Estuardo Paz Pérez
  • Erick Alexander Herrarte Enríquez
  • José Ándres Boiton Alburez
  • Cristian Alexander Acuña Solórzano
  • Oscar Arturo Estrada Herrera
  • Gustavo Adolfo Campos Sánchez

Colaboradores Agentes PNC

  • Arístides Alexander Tobar Ramírez
  • Vicente Pop
  • Queivin Herny Miranda Alcalan
  • Marvin Ernesto Arroyo García
  • Pablo Enríquez Alvarado
  • Ángel de Jesús Aguilar Castellanos
  • Cesar Amílcar Pocon Navarro
  • Carlos Daniel Quiñonez Barrera
  • Mynor Saúl Pérez Corado

 

Fuente: MP