Papá tendrá una poderosa red Wi-Fi en cada enchufe de la casa

Los padres amantes de la tecnología podrán recibir un regalo perfecto para convertir toda la casa en una malla de una poderosa señal de internet Wi-Fi gracias al dispositivo DHP-W311AV de D-Link.

 

Para el 17 de junio este amplificador de la red puede transformarse en el obsequio perfecto durante el Día del Padre, especialmente, cuando se tiene la oficina en el mismo hogar gracias a que el Kit Power Line de 500 Mbps transforma el cableado eléctrico de la vivienda en una potente red de datos y; de esta manera, llevar el internet a cualquier punto independientemente de los obstáculos.

 

El extensor DHP-W311AV de D-Link se puede instalar de manera rápida y sencilla. Basta únicamente con conectarlo al respectivo enchufe, sincronizar el router y de una sola vez queda listo para funcionar a plenitud.

 

Además, los 500 Mbps en la red eléctrica permitirán que Papá tenga la velocidad suficiente como para ver películas “on-line” o practicar vídeo juegos con sus hijos.

 

Una vez que  el DHP-W311AV de D-Link está colocado se presiona el botón de sincronización disponible en el adaptador Power Line.

 

Gracias al software de alta potencia, este dispositivo puede atravesar las paredes y otras estructuras que se interpongan el camino para expandir una red uniforme que conectará sin problemas dispositivos inteligentes como teléfonos, pantallas de TV o tabletas y; además, computadoras portátiles.