SHIFT, The Place to Live… un nuevo estilo de vida

“Para personas independientes, que les gusta hacer ejercicio para mantenerse en forma, que están comprometidas con su trabajo, y que perciben  el tiempo como un valioso activo, fue creado Shift, The Place to Live”, así lo afirma el gerente de Landmark Inversiones Inmobiliarias, Fernando Marroquín.

A mayor aumento de la población es igual al aumento de la demanda de la vivienda, esto se ve reflejado en el hecho que en 1985, el área metropolitana tenía 1.5 millones de habitantes, de los cuales 780 mil vivían en la capital, pero hoy, en el 2016, somos 3.2 millones de personas en el área metropolitana y 993,552 viven en los municipios aledaños.

Al adquirir un inmueble una persona se siente más segura y protegida en su futuro, es en ese punto donde nosotros como Landmark Inversiones Inmobiliarias ofrecemos proyectos como Shift, ya que nos enfocamos en dar una solución a una forma de vida, más que solventar una necesidad de espacios”, resalta Marroquín.

En Landmark Inversiones Inmobiliarias entendemos que la vivienda vertical de tipo residencial en la mayoría de los casos privilegia la densidad, sin embargo nosotros decidimos salir de ese formato, y lo que pretendemos es crear un estilo de vida, por eso decidimos desarrollar nuestro proyecto en Cayalá, porque es el lugar de la ciudad, donde todo pasa.

Con Shift buscamos satisfacer la necesidad de apartamentos de una y dos habitaciones para personas con estilo de vida activa. Con lugares para caminar o salir en bicicleta a restaurantes, cafés, gimnasios, discotecas, áreas verde s y puntos de conveniencia como farmacias, supermercados, salones”, explica el ejecutivo de Landmark Inversiones Inmobiliarias.

Con una inversión US$19, 500,000, y con 26,000 Mts2 totales de construcción Shift es el vivo ejemplo de la evolución del tipo de vivienda en Guatemala, pasando del concepto de vivienda individual, a los condominios, y hoy a los apartamentos, que buscan satisfacer requerimientos puntuales de los nuevos propietarios, lo que se refleja en percepciones y valores ligados al segmento al que se dirige: disruptivo, vanguardista y alejado de lo típico y convencional.